La cocinera de la Casa Cuna

“¡Antonio, tu madre también ha muerto!”. Y Antoñito “el cocinero” se echó a llorar de pena. “¡No, no! Antoñito, es mentira… no llores”. Y con esto último, el niño dejó …