Unos niños juegan en el solar de un chalet destruido por la explosión

Deja un comentario