El Museo de la Explosión dependerá del contenido que pueda ofrecer y su viabilidad

El Ayuntamiento espera más información de los promotores para estudiar el proyecto y definir una ubicación para el equipamiento.

El Ayuntamiento no ve con malos ojos la posible constitución en Cádiz de un museo dedicado a la Explosión de 1947, como proponen una serie de investigadores de esta tragedia, que consideran que hay material público y privado suficiente para poner en marcha un equipamiento de un acontecimiento que marcó la historia de la ciudad en la segunda mitad del pasado siglo.

La alcaldesa, Teófila Martínez, indicó a este diario, tras participar en el acto de homenaje a las víctimas de la Explosión, que se desarrolló ayer junto al monolito erigido en su recuerdo en la plaza de San Severiano, que “la idea es necesaria trabajarla antes de dar un paso adelante”.

Considera, lógicamente, que para plantearse un centro expositivo “hay que definir los contenidos que se pueden disponer para que el posible museo cuente con una cierta presencia y amplitud. Habrá que ver el espacio que se necesitaría atendiendo a las piezas que puedan ser expuestas y la ubicación más adecuada”.

El Ayuntamiento está preparando proyectos para la adecuación de las bóvedas que aún siguen vacías en la Puerta de Tierra, junto al Museo Litográfico. El cierre del laboratorio provincial de la Junta, que ocupa varia dependencias junto al Museo de Títeres, es también otro espacio por definir. Y junto a ellos, las inmensas dependencias de los depósitos de Tabacos, tanto en lo que se refiere a las antiguas naves como en las viejas dependencias la de las oficinas.

En cuanto a la sede del Instituto Hidrográfico, que se levanta donde se produjo la explosión de la Base de Defensas Submarinas, es en un principio el lugar lógico para este museo, aunque su uso militar puede dificultar esta idea. El directo del Instituto, capitán de navío José Ramón Fernández de Mesa, indicó a este diario que “habrá que estudiar el proyecto y que las administraciones se pongan de acuerdo”, aunque hoy todas las dependencias de este equipamiento de la Marina están ocupadas.

Junto al amplio material que sobre este tema guardan los investigadores y numerosas familias, el Ayuntamiento elaboró una gran maqueta de cómo quedó la ciudad tras la Explosión.

Publicado en: Diario de Cádiz, 19 de agosto de 2014.

Deja un comentario