Entrevista con el hijo de Ramón Cejudo Cebada

Ayer por la tarde nos entrevistamos con Juan Cejudo Caldelas, hijo del oficial de la Maestranza de la Armada Ramón Cejudo Cebada, quien falleció el 18 de agosto de 1947 en la explosión acontecida en la Base de Defensas Submarinas de Cádiz mientras cenaba en el comedor de suboficiales junto a su compañero y oficial de guardia en Lanchas Rápidas, Alejando Goma Barahona.

Juan Cejudo tenía entonces 6 años de edad y aún recuerda cómo en fechas anteriores a la catástrofe su madre le acompañaba a visitar a su padre a la base naval, donde llegó a tocar los cuernos percutores de las minas submarinas alemanas.

En breve comenzaremos a preparar un artículo sobre la vida de Ramón Cejudo y las circunstancias de su muerte.

Carnet de la Maestranza de Ramón Cejudo Cebada
Carnet de la Maestranza de Ramón Cejudo Cebada

2 comentarios sobre “Entrevista con el hijo de Ramón Cejudo Cebada

  1. somosiglesiaandalucia Contestar

    Una entrevista para mí muy, muy interesante y entrañable con una persona que ha investigado muchísimo este suceso trágico de la Explosión de Cádiz.

    Fue una delicia poder estar conversando con él durante cerca de 2 horas y conocer tantos detalles como desconocía sobre este trágico suceso. El relato de la muerte de mi padre- que me envió- es para mí una verdadera joya que me permite conocer los últimos momentos de su vida, cuando yo casi acababa de cumplir 6 años.

    Coincidimos en dos aspectos importantes: Cádiz no ha recibido las compensaciones que en justicia le corresponden, ni las víctimas han sido (hemos sido) resarcidas de los daños sufridos. Es necesario una exposición permanente sobre este acontecimiento y un Monumento digno a las víctimas donde estén todas las inscripciones de los nombres y apellidos de los 148 víctimas ( otras fuentes hablan de 154).

    Encantado de haber conocido a José Antonio.

    • José Antonio Aparicio Florido Autor del artículoContestar

      El placer ha sido mío. Conocer a los hijos de aquellos a quienes los gaditanos no pudimos salvar es como conversar directamente con las víctimas. El valor de una investigación está en las personas que lo hacen posible.

Deja un comentario