Semana

La revista “Semana” fue una de las que más pronto vio la luz el día 20 de agosto para informar de la catástrofe, con un amplísimo reportaje monográfico del periodista Martín Abizanda y con abundantes fotografías cuya autoría no se especifica. Sin embargo, podemos ver que la imagen que abre su portada es la misma que aparecerá tres días más tarde entre las fotografías publicadas por la revista “Fotos” y cuya autoría se atribuye a la agencia Cifra.

El encomiable reportaje fotográfico reflejaba transparencia y sus instantáneas pudieron verse hasta fuera de las fronteras; pero las elocuentes imágenes ocultaban en realidad un flagrante mutismo sobre las causas del siniestro. Sólo se hablaba del rescate de las víctimas y de la destrucción dejada en los barrios de Puertatierra; de la labor realizada por los equipos de desescombro y por la Falange. Pero el silencio en cualquier otro sentido era total y sólo sustentable en la devoción de su autor por el tratamiento fotográfico. Aun así, el trabajo editorial es extraordinario y junto al practicado más tarde por la revista gubernamental “Fotos” conforman sin duda el “álbum familiar” de la catástrofe. Tal es su valor que la acusación particular ejercida por el ilustre letrado sevillano Manuel Gandarias Blanco solicitó, como prueba de cargo, incorporar al sumario judicial instruido por el juzgado de Cádiz un ejemplar del “Semana”, como así se hizo. El gran celo de los fotógrafos no encontró, como vemos, excesivos obstáculos, aunque sin duda los hubo sobre todo en las proximidades de la puerta del Instituto Hidrográfico, donde fue rota la cámara de un periodista.

 

Portada ↓

Revista Semana

Deja un comentario